Vamos a ser sinceros, hace tiempo que dejamos de querernos.

1281
views
16648495791_6753b37d9c_b

Vamos a ser sinceros, hace tiempo que dejamos de querernos. Costumbre, es lo único que sentimos… Y dime, ¿Qué se puede hacer al respecto? Con toda franqueza, yo no creo que esto tenga solución. Nuestra relación se fue al tacho.

Fingimos ser todo eso que no somos frente a los demás, para que no se den cuenta de lo perdidos que estamos. ¿Qué patético, no? Hasta dormimos en la misma cama sólo por compromiso. Salimos y nos tomamos de la mano para “disimular”; pero al llegar, a lo que antes era nuestro hogar y ahora es sólo una casa cualquiera, nos volvemos prácticamente extraños. Amanece, nos besamos por rutina, vas a tu trabajo y yo al mío. Regresamos, nos sentamos a cenar y ni una palabra nos decimos.

Un “¿cómo te fue?” no sale de nuestras bocas. Y un “te amo” o un simple abrazo están siempre demás. Hace ya mucho tiempo que perdimos esa chispa que nos hacía tan felices y plenos como pareja. Y en la intimidad ni se diga. No lo hacemos por placer y mucho menos por amor, eso también es parte de la rutina. Debo admitir que extraño esos besos que nos dábamos con tanta pasión; las salidas al parque donde nos sentábamos a hablar y a reír como los locos enamorados que éramos.

También hecho de menos esos días en los que amanecía y lo primero que hacíamos era abrazarnos. Esos sábados que nos quedábamos en casa a ver películas y comer palomitas. Y las peleas que terminaban siempre en la cama… Ahora la casa se queda sola los sábados porque cada quien toma un rumbo distinto. Y así es para todo… Cada quien por su lado. Y créeme, no sólo yo tengo la culpa, tú también la tienes. Ambos nos orillamos a vivir de esta costumbre.

Y ya que evidentemente los esfuerzos que hagamos por recuperar nuestra relación serán en vano, porque estamos hartos uno del otro, lo mejor es separarnos. Sí, separarnos. Y no creo que sea tan difícil, pues técnicamente ya lo estamos a pesar de que vivimos bajo el mismo techo. Merecemos estar con alguien que nos ame para siempre.

Que nos haga sentir vivos. Alguien con quien podamos hacer cosas nuevas todos los días, divertirnos. Y no cometer los errores que nos hicieron perdernos. Debemos darnos nuestra libertad y la oportunidad de conocer otras personas. ¿Me entiendes?

Autora: Camila Simmons.

Comments

comments